Fábula de los tres hermanos

Al menos 30 años sin escuchar esta canción de Silvio Rodríguez, y ahora, como entonces, sigo sin encontrar la respuesta… De tres hermanos el más grande se fue Por la vereda a descubrir y a fundar Y para nunca equivocarse o errar Iba despierto y bien atento a cuanto iba a pisar De tanto en esta posición caminar Ya nunca el cuello se le enderezó … Continúa leyendo Fábula de los tres hermanos

El mejor estado de la vida

Dicen que el mejor estado de la vida es estar enamorado. Hace poco leí que, mejor aún, es estar tranquilo. Claro, cualquiera puede pensar que eso lo dice alguien que nunca se ha enamorado, y que piensa así precisamente por eso, por faltarle la experiencia más apasionada de la vida: enamorarse. Ay, sin embargo yo, que vivo en constante enamoramiento de todo lo que vivo, … Continúa leyendo El mejor estado de la vida

Salud digital, bienestar familiar

Lo reconozco, quienes no somos nativas digitales tenemos la batalla perdida. Ellos, nuestros hijos, están en un tira y afloja desde que se levantan hasta que se acuestan. Siempre quieren una última partida, un último vídeo, unos minutitos más, porfi, porfi, porfi, mami, anda… Y tú cedes, porque en ese momento su rostro es angelical, y porque sabes que, si le dices que no, vas … Continúa leyendo Salud digital, bienestar familiar

No, pero bien

Cuando nos encontramos con alguien, casi siempre nos cuenta una retahíla de molestias que ocurren en su vida, el ajetreo de los niños, la enfermedad de un familiar, la incomodidad del transporte, el aburrimiento del trabajo… para acabar diciendo: “No, pero bien”. Otras veces, en las conversaciones ajenas tan indiscretas que sí o sí escuchas aunque no quieras, ocurre lo mismo. La lesión de la … Continúa leyendo No, pero bien

egocéntricaMENTE

Y yo que pensaba que mi mente estaba a mi servicio, para calcular, interpretar, archivar, conectar… Millones de neuronas a disposición de mi voluntad, para hacer con ellas lo que quisiera. Pues va a resultar que no. Que la que aquí manda, la verdadera Alfa es mi mente, y digo “mi” por ponerle algún pronombre, porque va por libre. Al final la batalla está entre … Continúa leyendo egocéntricaMENTE