Los desmadres de Mym

Los desmadres de Mym, el origen de todo. El culpable de que ahora ande de la Ceca a la Meca con la monotarea. ¡Ay, Mym, qué bien que apareciste!


No somos ni superwomans, ni perfectas. Además, el multitasking es un invento del demonio. Por su culpa acabamos planchando el informe de la oficina  o tomándonos la papilla del bebé.  Nos ganamos  las victorias, y nos reímos de nuestros errores, ¡si no fuera por ellos seríamos diosas! Empodérate de humor y buena onda con las historias de Mym. ¡Seguro que más de una te ha pasado a ti.