Si deseas llamar la atención de alguien, susúrrale

Un mínimo de tres post en Instagram y un storie al día. Un mínimo de tres entradas en Facebook, otras tantas en Twitter. Todo ello sin repetir contenido: ninguna de esas nueve comunicaciones debe decir lo mismo que las demás. Eso solo para estar, para sortear los algoritmos que te llevarán, o no, a la pantalla del móvil de alguien, que ojalá sea adicto a las redes sociales, ignore lo que ocurra a su alrededor, llames su atención y te dé un like o, voilà, haga un comentario.

No sé si es una cuestión generacional, pero no acabo de verlo. Unos crean contenido gratis para esas empresas y otros son clientes incondicionales. Alimentando unos su ego y otros su curiosidad, se convierten (nos convertimos) en títeres.

Menos no solo es más, no solo es mejor, menos es necesario. ¿Empezamos por dejar de hacer lo que hacen todos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s