¿Tiempo de calidad?

Una de las cosas más importantes que puedes dar a tus hijos es tiempo y todo lo que metas ahí. A veces será tiempo de calidad, osea, tiempo dedicado conscientemente, con plena atención y dedicación. Otras veces será tiempo en el que no compartas con ellos más que el lugar donde estáis, mientras ordenas, limpias, planchas, lees, escribes o haces cualquier otra cosa que necesites. Da igual, nuestros hijos quieren tiempo con nosotros. Es la caja mágica en la que meterás todo lo que puedas darles, y la que ellos conservarán para sacarla a la luz cuando necesiten recordar su infancia.

Hace unos años mi esposo y yo tomamos la decisión de dar tiempo a nuestros hijos. Los llevamos al colegio, los recogemos, cocinamos con ellos, revoloteamos a su alrededor mientras hacen las tareas, se bañan o juegan en el ordenador. Simplemente estamos. A veces dejo las zanahorias a medio partir porque mi hijo necesita enseñarme urgentemente el juego que ha programado en Scratch. Estoy aprendiendo qué es lo que importa, lo que no volverá jamás, lo que nunca podré cambiar: el tiempo. Así que lo lleno de momentos con las personas que más quiero en el mundo, con las que me alimentan. Creo que lo demás, eso de que dar a los hijos tiempo de calidad es todo lo que necesitan, es una forma de consolarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s