PAS, no digo raro, digo PAS

Quienes vivimos tranquilos nos descolocamos en cuanto salimos de la calma. A mí me ha ocurrido este fin de semana. He asistido a un evento deportivo y me he sentido en otro planeta. Rodeada de tambores, vuvuzelas, gritos, vítores. Solo el segundo día pude estar cómoda entre la multitud, porque me tapé los oídos con papel y eso mitigó bastante, aunque no suficiente, el ruido.

Antes no sabía por qué me afectaba tanto estar rodeada de mucha gente, de mucho ruido, de tanto estímulo, de infinidad de estrés. Siempre lo achacaba a mi sambenito de rara. Ahora, que sé que todo lo que percibo, cómo lo interpreto y cómo me afecta, tiene un nombre, PAS; ahora que sé que formo parte de ese 15% o 20% de la población de Personas Altamente Sensibles, siento que empiezo una nueva etapa. No hay como estar dentro de un porcentaje, tener una etiqueta, encontrar gente como tú.

Conocerse a sí mismo es la tarea que más nos debería ocupar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s