Equivocarse y reírse

Captura de pantalla 2019-04-12 a las 14.03.30

Normalmente nos reímos de cosas positivas, cuando nos sentimos bien, cuando las cosas van según lo previsto. Ay, faltaría más, ¿y si no nos reímos entonces cuándo sino? Como a cualquiera, me gusta reírme, y, espero que como a muchos de vosotros, me suelo reír de mis equivocaciones. Me río de las pequeñas cosas que no salen según lo previsto: cuando confundo los nombres de la gente, las direcciones, cuando tropiezo, cuando algo me sale mal o cuando meto la pata. Normalmente necesitamos grandes acontecimientos para reírnos, y han de ser positivos. Chascamos la lengua o fruncimos el ceño ante las pequeñas imperfecciones del día a día. ¿No estaremos siendo aquí un poquito exagerados?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s