¡No cabe más!

Captura de pantalla 2019-04-08 a las 15.20.30

El tiempo es inflexible y rígido como un tarro de vidrio. Y nosotros, erre que erre empeñados en llenarlo de todo tipo de tareas, de urgencias, de prioridades. Lo llenamos tanto que lo desbordamos y luego no hay que lo cierre. Eso mismo nos pasa a nosotros, da igual lo grande o pequeño que sea nuestro tarro, nuestro tiempo, nuestro día. Estamos decididos a realizar nuestras tareas como si el día fuera a adaptarse a nosotros, cuando nunca ha sido así, sino al revés. Jamás he visto un tarro de vidrio que se adapte al contenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s