Saber escuchar

Captura de pantalla 2019-03-07 a las 13.31.17Los niños no dicen lo que les ocurre como si leyeran el diagnóstico de un informe médico. Hay niños con tanta ansiedad que se tiran del pelo hasta tener calvas. Se muerden el babi, las camisetas, los puños de los jerseys. Hay niños que pegan, que no comen, que insultan. Es su forma de decir que no están bien.

Ojalá veamos más allá de sus desobediencias, de sus rebeldías, porque solo son síntomas. Detrás de eso hay una razón. Pasamos más tiempo corrigiendo esos síntomas que averiguando sus causas. Es como si riñéramos a nuestros hijos por cojear, en lugar de quitarles los zapatos por si tuvieran una piedra dentro.

Necesitamos escuchar a nuestros hijos. Es importantísimo que sepamos ver sus señales, entenderlas, para conocerlos mejor y dotarles de las herramientas que necesitan. Un adulto que no es feliz tiene una infancia en la que tampoco lo fue.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s