Soy lo que siento

Captura de pantalla 2019-02-11 a las 12.07.53

No hay como levantarte un día de mal humor y enfocar toda esa energía en algo productivo. Por suerte poco a poco aprendo a sacarle partido a las emociones.

Cuando estoy enfadada soy más pragmática, más expeditiva, más ejecutiva. Todo mi mal humor se centra en una cosa: la eficacia. Cuando estoy triste soy más observadora y huraña, cuando estoy feliz soy contagiosa, hipercreativa, dispersa, generosa. La ira me defiende de situaciones que, de no estar tan tan cabreada, hubiera permitido.

Claro que no siempre ha sido así. Antes mis emociones iban por su cuenta y yo me sentía totalmente en sus manos, como si fueran la causa de todo lo que hacía o no hacía, de lo que pensaba, decía, sentía. Poco a poco voy aprendiendo a transformarlas.

Cada martes os iré hablando de estas grandes herramientas, las emociones, y de cómo les podemos dar la vuelta para ser nos nosotros quienes las controlamos, y no ellas quienes hagan con nosotros lo que ellas quieran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s